28.6.06 2:53 p. m.

De naipes


Un juego que no sé jugar, pero que pretendo aprender. Me gusta este ambigrama, creo que quedaría bien en el reverso de una baraja de naipes.

27.6.06 8:57 a. m.

El cementerio de palabras


Uno de mis juegos favoritos consiste en, como dice Cortázar, desenterrar una palabra del cementerio, para que los jugadores puedan inventar sus definiciones y competir para ver quien construye la más verosímil. Actualmente estoy participando en una lista de correo para jugar a este juego. Lo he pasado muy bien, aunque mi desempeño ha sido regular tirando para malo.

23.6.06 2:50 p. m.

Jaque

Este es un ambigrama que me mantuvo un tiempo en jaque. Pasé por varias versiones diferentes antes de llegar a ésta, en la que abusé un poco de la forma de las letras, pero que en conjunto se afirman y permiten la lectura (creo) de la palabra (pueden ampliar este ambigrama, haciendo click sobre él). El tablero que aparece de fondo (que fue hecho completamente en Photoshop) lo puse por razones completamente estéticas, aunque no puedo negar que facilita bastante la lectura del ambigrama .

Hace unos días insinué que estaba trabajando en este ambigrama, y que me había traído algunos problemas. Merfat aceptó rápidamente el desafío, y publicó su versión en su blog.

Un poco de nada

Me llegó un correo, hace algunos días, de Alicia, que me pedía si podía hacer un ambigrama para su blog, llamado "Un poco de nada". Como no llegué a ningún resultado satisfactorio, decidí hacer dos cosas: primero, dedicarle de todas formas un ambigrama con su nombre. Y, segundo (ya habrán adivinado): proponer este ambigrama como desafío a quien lo desee aceptar.

21.6.06 11:03 a. m.

Cuatro ases

Un ambigrama que continúa la línea de los juegos. No soy un fanático, pero suelo jugarlo los fines de semana, y práctimente siempre pierdo plata (aunque poca). Me gusta mucho su variante Texas hold'em (y omito la palabra clave, que es un imán para el spam).

No es mi ambigrama más legible, pero hice lo que pude con una palabra que se resiste bastante. Estoy abierto a las críticas y sugerencias (aunque con nombre, por favor).

16.6.06 4:30 p. m.

El juego de Corleone

Un ambigrama dedicado a uno de mis juegos de mesa favoritos: mafia (también conocido como werewolf). Para jugar no se necesita ni tablero ni dados ni prácticamente nada aparte de un grupo más o menos grande de jugadores (de siete u ocho para arriba se hace interesante), y algunos naipes (aunque se pueden reemplazar fácilmente). A quien no conozca el juego y desee informarse, recomiendo esta entrada en Juegos de Ingenio, y las instrucciones que aparecen en la Wikipedia.

Este ambigrama es el primero de una serie que estoy preparando con los nombres de algunos juegos de mesa que juego o que me gustaría saber jugar. En esta categoría me he encontrado con algunos desafíos interesantes, que iré plantenado en su momento, por ahora les adelanto que ese juego de los caballos y las reinas que tanto me gusta me ha traído problemas para poder ambigramarlo, a ver si alguien me ayuda.

Encargo desde Galicia


Thamara, desde Galicia, me pidió si podía hacer un ambigrama con su nombre. Hace tiempo ya le había hecho un ambigrama para ella y una prima suya.

Este ambigrama me gusta porque tiene la particularidad de que no hay ninguna letra que a excepción por la t inicial que al invertir forma parte sólo de la a final, todas demás las letras son parte de dos letras en la inversión. En otras palabras, todas las letras funcionan agrupadas; no hay ninguna inversión letra a letra en este ambigrama.

14.6.06 1:33 p. m.

Desafío del maestro


Hace unos días me llegó un correo de Douglas Hofstadter, donde nos propuso a mí junto a otros cuatro ambigramistas (entre ellos Scott Kim y Mishra Punya) que hiciéramos un ambigrama para el matemático John Von Neumann, ya que para él había resultado ser un desafío interesante y que le había costado un poco más de lo normal.

Las respuestas de los otros ambigramistas llegaron rápidamente; algunos de ellos dijeron haber logrado hacer el ambigrama sin mayores problemas, pero la verdad es que a mí me costó mucho. En primer lugar, estaba la dificultad de que girando entre las dos enes centrales, quedan emparejadas la u con la v, lo que obligó a agrupar letras y poner el eje cargado para un lado. Además, el nombre tiene cinco enes, cuatro de ellas en dos pares, lo que hace muy difícil de lograr la consistencia (y por lo tanto, la legibilidad) del ambigrama. La última dificultad que este ambigrama presentaba era lograr separar las palabras John y Von, sin separar Neumann.

Las soluciones de Hofstadter, Kim, y los demás ambigramistas que han participado no las he podido ver todavía, pero si ellos las publican en algún lugar, les aviso. Mi solución que acá ven la pueden agrandar, pinchando sobre ella.

Update 16/06: Cascarrabias se ha sumado al desafío, con una notable versión con simetría en un eje vertical.

Update 19/06: ¡Dos ambigramistas más se han sumado al desafío! Merfat, y Renán Norambuena.

Alicia


Con este ambigrama continúo la trilogía (y completo una... ¿tetralogía?) de ambigramas grunge, que estaba conformada hasta ahora por Soundgarden, Pearl Jam, y Nirvana.

6.6.06 2:45 a. m.

Ramón Vázquez

Tengo el agrado de presentarles a Ramón Vázquez, mexicano, diseñador, y que firma como Cascarrabias en su nuevo blog de ambigramas. En su página podemos encontrar algunos de sus primeros trabajos, donde se puede apreciar un estilo muy versátil y colorido, y la positiva influencia de su formación como diseñador.

Además, tiene una visión muy clara e interesante de lo que es el arte de hacer ambigramas, así que me tomo la libertad de citar sus palabras, porque de paso ha definido mi filosofía mejor de lo que yo mismo podría haberlo hecho:

El reto, o por lo menos así lo he tomado yo, es concebir formas armoniosas, rítmicas, que hagan de la simetría una gala, y no un obstáculo o un requerimiento.

Ramón me dedicó también un diseño para mi nombre, que sin ser un ambigrama, a mí me ha gustado mucho y estoy pensando en hacer uno parecido que diga "hoemro" para cambiar el encabezado de mis blogs, para que no se vean tan "a la Blogger".

El ambirgama que acá le dedico a Ramón (a quien también podría haberle dedicado este ambigrama, pero que preferí hacerle algo nuevo) resultó sin forzarlo demasiado, y en él además fue posible lograr que sus cuatro aes fueran similares, así como sus dos erres. Eso es algo que en muy pocos casos he podido conseguir en forma satisfactoria, y por eso me deja muy contento.

1.6.06 5:06 p. m.

El (cada vez menos) principiante


A este paso, va a tener que cambiar el nombre de su blog en poquito tiempo más...

Este ambigrama me quedó muy parecido al Ramón que hice hace tiempo, pero es que ambos nombre se parecen mucho.